Blog

Avanzan las obras en Mali a pesar de la inestabilidad del país

obras en los tribunales de justicia de mali

El pasado mes de junio de 2017 comenzaron las obras de construcción y rehabilitación de las infraestructuras judiciales de Mali en las ciudades de Sikasso, Kignan, Koutiala, Yorosso, Tominian, Bla, Ségou, Nioro du Sahel, Bafoulabé, Bollé y Bamako, cuyo contrato recayó sobre dos empresas malienses: ECONI y Afrique Travaux.

Alberto Mendo -arquitecto socio en Ingennus y jefe del proyecto- se trasladó en enero hasta el país africano en uno de sus viajes rutinarios para supervisar el estado de los trabajos, así como para acompañar en su primera misión al ingeniero maliense que estará a cargo de la coordinación de la dirección de las obras de ahora en adelante.

Este proyecto internacional, financiado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo (FED), está en manos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MJDH), y se enmarca dentro del Programa de Apoyo al Sector de la Justicia de Mali (PAJM).

El Ministerio de Asuntos Extranjeros, de Cooperación Internacional e Integración Africana, a través de la Célula de apoyo al Organismo Nacional de los Fondos Europeos de Desarrollo (CONFED), interviene como gestor de dichos fondos de ayuda al desarrollo que sostienen el proyecto.

Se trata de los equipamientos públicos más grandes y significativos en muchas de estas ciudades, cumpliendo un papel fundamental para preservar la seguridad de los ciudadanos a través de unas infraestructuras sólidas.

Los nuevos equipamientos judiciales no solo contribuirán a la construcción de un sistema de justicia independiente, sino que fortalecerán el poder judicial, garantizando la accesibilidad de todos los ciudadanos a estos servicios.

Actualmente se ha completado el plazo de ejecución de las obras en un 60%, por lo que se prevé que los trabajos finalicen en junio de 2018; justo un año después de su inicio.

Hasta entonces, nuestros técnicos continuarán con las visitas al país según el calendario de fechas previsto, confiando en que, a pesar de la inestabilidad política de la zona, las obras sigan avanzando.