Blog

Arrancan las obras de Trento MAX

Esta mañana han comenzado las obras de la promoción residencial Trento MAX, coincidiendo con el Día Mundial de la Arquitectura. De esta manera, se pone en marcha la primera fase de un proyecto conjunto de tres empresas referentes en el sector: Ingennus, Ebrosa y ACR.

Trento MAX Ingennus

Trento MAX se sitúa en el corazón de la zona Universidad, uno de los barrios residenciales mejor valorados de Zaragoza. Es un proyecto que ejemplifica los valores, la trayectoria y las competencias de las tres empresas.

El edificio proyectado completa la manzana ya existente en una posición de relevancia por su situación en esquina frente al centro comercial Aragonia. Este protagonismo es asumido por un proyecto que propone una arquitectura de volúmenes sencillos y planos verticales.

Con un total de 165 viviendas, el complejo destaca por su sostenibilidad energética, que se traduce en la obtención de la mayor eficiencia energética, la calificación A. Para ello, ha sido se han tenido en cuenta desde los aspectos pasivos del edifico; como la correcta orientación, el control del soleamiento o la distribución de huecos, hasta la adopción de medidas activas, como la instalación de microgeneración de energía eléctrica o de un sistema de recuperación de calor de los sistemas de ventilación.

El resultado es un edificio de alta calidad y mínimo consumo, con una demanda energética muy reducida que propicia bajas emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto representa un mayor confort y un considerable ahorro en la factura energética para todos los usuarios de las viviendas.

La distribución interior de las viviendas permite un óptimo aprovechamiento del espacio, caracterizado por la situación de las estancias principales a las orientaciones mejor soleadas y la disposición de amplias terrazas.

ingennus-padel

El programa se complementa con una importante dotación de zonas comunes con pista de pádel, gimnasio privado, piscina, zona de juegos para niños y zona ajardinada. Este espacio comunitario situado en el interior de la parcela aprovecha la ausencia de locales comerciales para incorporarlos como porches. El espacio queda concebido como un regalo para el cliente, apostando por el disfrute pleno de las familias dentro de un entorno privilegiado.

La eliminación de los usos comerciales en planta baja se resuelve con la colocación de bajos porticados y la incorporación de unas estructuras escultóricas que permiten cubrir los huecos para la ventilación natural del sótano.